Las olas de ocho metros se comen los coches a su paso por el temporal Ciara en A Coruña