El temporal de nieve dificulta la vuelta al trabajo en la costa este de EE.UU.