El temporal golpea la península