El temporal se lleva el ventanal de un bar en Galicia