Un tercio de los dependientes está a la espera de la prestación reconocida