Oviedo se queda sin terrazas