Las terrazas, los oasis sevillanos