Un terremoto de 6,3 grados sacude el este de Japón sin causar daños