Un terremoto de 5,9 sacude la costa este de Japón y se siente en Tokio