Sobreponerse a la adversidad y hacer frente al miedo, la mejor arma contra los terroristas