El testimonio de un inmigrante tras ocho meses de odisea: "La gente sufre mucho"