Un tiburón blanco ataca a dentelladas la embarcación hinchable