El mal tiempo y el frío se instalan en la Península