El mal tiempo frustra la búsqueda de cadáveres que seguirá al menos por 10 días más