Las vacaciones de Semana Santa prometen estar pasadas por agua en la mayor parte del país