La mujer herida en el tiroteo de la iglesia ya está en planta y podría abandonar el hospital en las próximas horas