Así azota la tormenta Emma el aeropuerto de Dublín