Una tormenta de arena engulle la ciudad de Golmud