La peligrosa moda de grabar delante de un toro provoca una nueva cogida en Benitatxell