Utilizan a un toro para una terapia de la risa en una residencia de ancianos