Tensión en Palma de Mallorca entre aficionados y detractores de los toros