Las corridas de toros en Cataluña llegan al ruedo político