Le atacan, le torturan y le tatúan la palabra 'violador' en la frente