Un total de 263 niños murieron en accidentes de tráfico entre 2005 y 2008