Sin urgencias por los recortes: "El dinero vale más que las personas"