Un tratamiento consigue reducir la radioterapia de 7 semanas a 35 minutos