Con un cáncer avanzado tiene que esperar tres meses para que lo atiendan