Un rayo podría ser el causante de la avería que ha afectado a más de 2000 viajeros de tren en Castellón