Una tubería rota provoca el caos en el norte de Londres