Los turistas de agosto ya sueñan con la lotería de Navidad