Twitter: caldero de indignación y solidaridad en el rescate de la AP-6 y AP-61