La última noche de Kate Middelton como soltera, en un hotel de cinco estrellas