La últimas lluvias sitúan los embalses al 58,3 por ciento de su capacidad