La UME trabaja sin descanso para dar acceso a los vecinos atrapados de Ares