Las universidades madrileñas cierran sus puertas