El "No" no va con los jóvenes con Síndrome de Down