La angustia de los vecinos desalojados en el incendio de Portugal