Más de 350 vecinos de Cangas ya han reclamado por los daños de la explosión pirotécnica