Los vecinos asturianos de Trubia, de riada en riada y sin ninguna solución