Los vecinos denunciaron hace un mes el mal estado de la playa de Tenerife