Los vecinos llenan la iglesia para despedir a la joven muerta a disparos