Los vecinos lloran por el cierre de las urgencias nocturnas