Una veintena de actrices, en el centro de la obsesión del psicópata que disparó a Sara Casasnovas