Una veintena de caballos desbocados por el centro de México