Como cada verano, las orquestas se lanzan a la carretera para animar las verbenas españolas