La playa de la Concha, en Algeciras, amanece llena de fuel