El vicepresidente de Bolivia renuncia al fuero para ser investigado judicialmente