El viento será clave esta noche en las labores de extinción de un fuego que avanza sin control