El viento y el oleaje ponen en alerta la cornisa cantábrica y Canarias