Viernes negro por la violencia de radicales independentistas en Barcelona